A través de las cooperativas se han formalizado más de 100 mil productores de café, banano, cacao, mango, panela, espárragos, palma aceitera, granos andinos, entre otros.

La pertinencia de establecer mecanismos de supervisión de las organizaciones cooperativas a fin de velar por su mejor desempeño debe estar acompañada de políticas de fomento y desarrollo de esta modalidad empresarial que, a pesar de entornos políticos y empresariales en contra, contribuyen a generar empleo y formalización de pequeños industriales, artesanos y agricultores, exhortó la Junta Nacional del Café (JNC).

Tomás Córdova, presidente del gremio cafetalero, y de la Cooperativa Oro Verde -cooperativa de café y cacao de la región San Martín-, dijo que sin mayor costo para el Estado se han formalizado más de 100 mil agricultores en los últimos años a través de sus cooperativas, para mejorar productividad en el campo y acceso a mercados internacionales.

Refirió que en los últimos años se han formalizado más de 70 mil productores de café, 20 mil cacaoteros, 8 mil bananeros, y 12 mil productores de mango, panela, granos andinos, alpaqueros, lecheros, esparragueros, entre otros.

“Este esfuerzo de miles de agricultores, en vez de ser `premiado, es amenazado con aplicar un impuesto de 29.5% al ingreso adicional por producción en armonía con estándares ambientales y sociales. Por eso demandamos que debe haber una política clara de fomento, similar a la que el estado brinda a las MYPES urbanas”, dijo Córdova.

Fuente: Inforegión