Transcurría el año 2009 cuando un grupo de peruanos deciden fundar la marca Orgäanika para aprovechar que el Perú es uno de los principales productores de café orgánico en el mundo pero no tenía una marca de bandera en el negocio de cafetería de autoservicio. Rafael Blay, CEO de Orgäanika, indicó que Estados Unidos tiene marcas emblemáticas, como Starbucks, o Juan Valdez en Colombia, y es así que decide investigar sobre la categoría en el Perú. “Viendo que había espacio en el mercado como para establecer una marca fuerte de café peruano, es así que nos aventuramos a crear este modelo y esta marca de café peruano orgánico”, relató a Gestion.pe. El empresario reconoció que el camino de la marca en el mercado peruano ha sido bastante difícil y en la actualidad cuenta con dos tiendas en Lima, luego de implementar una reestructuración del negocio. “Teníamos muchas tiendas pero hemos tenido que replantear el crecimiento del negocio para hacerlo seguro y mejor hacia el futuro. Pero hemos ganado mucho conocimiento y recordación de marca; a la gente le gusta propuesta y si es con café orgánico peruano es mejor”, indicó. Adelantó que luego de esta reestructuración, ahora la marca está evaluando volver a ampliar el número de tiendas pero a través de franquicias en Lima y provincias. Explicó que la estrategia de la marca para afrontar la dura competencia de marcas como Juan Valdez y Starbucks, tiene dos aristas: una es saber dónde ubicarse y a qué tipo de público atender. “Es un poco de análisis de dónde las otras marcas no están atendiento a los clientes porque es bien complicado tratar de enfrentarse, cabeza a cabeza, a grandes competidores”, aseveró. La segunda arista es construir una preferencia y la imagen de la marca, basada en la apuesta por el café orgánico peruano, seleccionado pensando nétamente en la calidad del producto. Consumidores Según Blay , hay varios segmentos de población que consumen café en el mercado local pero la mayoría opta por consumir su taza de café pasado, seguidos por los ‘amantes’ del latte o un capuccino, que básicamente es la mezcla del café espresso y la leche agriada. “Pero tienes otro segmento que le gusta su café espresso plano, es decir que quiere sentir, sin ninguna interferencia de otros sabores, las notas propias del grano del café”, aseveró. Por tipos de público, el mercado peruano se divide entre consumidores de café que son corporativos, estudiantes y los ‘caseros’. “Nosotros no descartamos a nadie y con las dos tiendas que tenemos, una está muy enfocada a un público corporativo (Surco) y la otra tienda (La Fontana en La Molina) está enfocada en 50% a un público estudiantil y el 50% a un público hogareño”, detalló. Delivery En ese escenario es que Orgäanika implementará próximamente su servicios de delivery de café orgánico para oficinas corporativas. Los pedidos se podrán realizar a través de un módulo exclusivo que tendrán los ejecutivos dentro del app que la marca ha puesto en marcha. “Nosotros recibiremos el pedido en la tienda, lo hacemos y tenemos todos los instrumentos para hacer la entrega, utilizando medios de pago conocidos como la tarjeta de crédito o débito, o efectivo, lo cual se indica en el pedido”, anotó. Detalló que el app de Orgäanika ya pasó su primera etapa de desarrollo, luego de las pruebas iniciadas en el 2015, y ahora puede recopila información de todos los hábitos, preferencias y otros indicadores de las características de aproximadamente 7,000 clientes en la actualidad.

  • Fuente: http://gestion.pe/empresas/orgaanika-y-su-plan-convertirse-marca-bandera-cafeteria-organica-peru-2183444
  • Enlace: click aquí