Con una sola mordida te sientes en el paraíso. ¿Por qué dejar de comer algo que tanto nos hace felices? Hasta hace poco el chocolate era considerado como un alimento “peligroso” y con muchas calorías por la cantidad de grasas que contiene. Actualmente, además de ser una fuente importante de nutrimentos, aporta ciertos beneficios a la salud. Conoce sus propiedades. 1. Antioxidante. El cacao ha cobrado gran importancia, gracias a la cantidad de polifenoles que aporta, ya que éstos actúan como poderosos agentes antioxidantes. Recuerda que cuando corremos, nuestro cuerpo gasta mucho oxígeno para poder completar la actividad y rendir al máximo, sin embargo, esto causa que ciertas células se oxiden. El chocolate podría ser una buena opción para combatir el exceso de las sustancias oxidantes que producimos después del ejercicio. 2. Previene los calambres. Contiene minerales como el potasio, fósforo, hierro y magnesio, mismos que ayudan a la recuperación muscular, prevenir calambres y a mantener los niveles de energía. Además el magnesio se encarga de proteger nuestro corazón de corredor. 3. Nos pone contentos. Cuando comemos chocolate sentimos un gran placer en nuestro cuerpo, ya que tiene componentes con propiedades euforizantes y estimulantes. El más importante es la feniletilamina, que actúa en el cerebro desarrollando euforia y bienestar emocional. ¡Cuidado! Hay de chocolates a chocolates. Algunos tipos contienen mucho más nutrimentos que otros, ¡ojo con las marcas comerciales! En general, entre más sólidos de cacao contenga el chocolate, más antioxidantes y minerales tendrá. Es decir, si el chocolate contiene un 70% de cacao sólido es una fuente nutritiva, sin embargo, los chocolates con leche, blancos (mezcla de cacao y leche sólida), en polvo, con cubiertas o rellenos, no son muy buenas opciones debido su alto contenido de azúcares y muy pocos nutrimentos saludables. Entonces, si vas a elegir algún tipo de chocolate que sea negro (amargo), pues es el que más porcentaje de cacao contiene.