Dirigentes de la Federación Agraria Cafetalera de la provincia de Chanchamayo, Junín, llegaron a Lima para insistir en el pedido que han hecho al gobierno respecto a emisión de un decreto legislativo que fije en 5 por ciento el interés a los créditos agrarios en razón a la vulnerabilidad del sector a las plagas y a los actuales altos intereses que deben pagar.

“La roya amarilla nos afectó en el año 2013, desde entonces estamos solicitando que el Estado nos apoye pero ningún gobierno lo hace. Somos 223 mil familias de cafetaleros en todo el país que generamos empleo. Además, esta ley beneficiaría al agro en general”, manifestó el presidente de este gremio, Ditmar Pérez Silvestre, al tiempo de demandar al Congreso de la República que también se involucre en este asunto.

Por su parte el secretario de prensa y propaganda, Constantino Zevallos Bujaico lamentó que no exista una política agraria ni la voluntad para apostar por la actividad agrícola, y que se permita que paguen altos intereses a las entidades financieras.

Refirió que el documento con sus demandas que hicieron llegar al Ejecutivo y también a la Comisión Agraria del Congreso tiene siete puntos. Entre ellos, que el Estado a través de Agrobanco compre la deuda que contrajeron antes del ataque de la roya amarilla. Con esto quieren evitar embargos y el remate de sus predios.

Exigen el cumplimiento de los compromisos establecidos en resoluciones del Ministerio de Agricultura sobre el plan nacional de renovación de café, y que incluye la oferta de fertilizantes y la importación de semillas de café con resistencia a la roya amarilla.

Asimismo solicitan el incremento del presupuesto de Agrobanco con un fondo extraordinario de mil millones de soles para cumplir con la renovación del parque cafetalero nacional bajo sistemas agroforestales, con la finalidad de mitigar el cambio climático. Recuerdan que el Perú se ha comprometido a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Otra de sus demandas está referida a la implementación del seguro agrario que debe cubrir como mínimo el capital invertido en el cultivo.

“La resolución 660 del Ministerio de Agricultura, emitida el 16 de diciembre del 2016, dice que el gobierno va apoyar en la compra de la deuda de los cafetaleros que perdieron sus cosechas por roya amarilla. En Agrobanco la deuda se congela por cuatro años y a partir del quinto año lo pagaríamos con 5 por ciento de interés. Esto no se está cumpliendo porque Agrobanco está sacando cronogramas de pago con intereses altos”, sostuvo Constantino Zevallos.