Crece el cultivo alternativo. Representantes de diez países de la región y expertos internacionales participaron en el Primer Foro Regional de la Iniciativa Latinoamericana del Cacao (ILAC). Este evento es organizado por CAF -Banco de Desarrollo de América Latina-, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) y el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI). De esta forma, funcionarios de Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, así como de México, Panamá, Perú, República Dominicana y Trinidad y Tobago participaron en la actividad organizada con el objetivo de establecer una agenda regional conjunta para el desarrollo del sector que promueve, directa e indirectamente, la inclusión económica y la calidad de vida de más de tres millones de latinoamericanos. Cabe resaltar que la gran ventaja comparativa que se sustenta en una afortunada posición geográfica, así como otros aspectos relacionados con la genética y la diversidad típica de los ecosistemas, han permitido que el 18% de la producción mundial de cacao convencional corresponda a América Latina. Sin embargo, la región es el principal productor de cacao fino y de aroma que es dirigido a los mercados con mayor capacidad de pago como Estados Unidos; Japón y la Unión Europea. Esta característica única le permite a la región ser el proveedor del 80% de variedades “prime” de cacao, segmento que tiene el mayor nivel de crecimiento en el ámbito mundial. Mientras que una tonelada de cacao genérico o genéticamente modificado tiene un valor promedio de USD 3 000; la tonelada de cacao fino y de aroma nativo de América Latina tiene un valor que puede llegar a USD 10 000. Por su parte, Gustavo Ardila, vicepresidente de Sectores Productivo y Financiero de CAF, destacó que a través de la Unidad de Negocios Verdes de la Dirección Corporativa de Ambiente y Cambio Climático de la entidad multilateral se apoyan iniciativas que eleven la competitividad al difundir políticas y facilitar recursos, herramientas e instrumentos científicos, tecnológicos, de inclusión social y de gestión que permitan superar los desafíos de financiamiento e innovación. “Este sector tiene grandes oportunidades y desafíos como: establecer un trabajo conjunto entre los sectores público y privado; apoyar a los micro productores; desarrollar mercados nacionales y mejorar condiciones de acceso a mercados internacionales; así como promover la investigación científica aplicada a la diversificación de la oferta del cacao para fines cosméticos, farmacéuticos, industriales y alimenticios; impulsar la aplicación de normativas modernas; prácticas éticas de biocomercio; acceso a financiamiento oportuno y adecuado; entre otros”, agregó. Por otro lado, Claudio Higa, ejecutivo senior de CAF en Perú, sostuvo que la entidad multilateral promueve la conservación y puesta en valor de la biodiversidad, ante la considerable base de capital natural que alberga nuestra región. “Estamos convencidos que el desarrollo sostenible está basado en la diversidad social, cultural y biológica de nuestros países. Consideramos que el desarrollo sostenible no es posible sin progreso económico, responsabilidad social y cuidado del medio ambiente. Por lo tanto, es indispensable realizar una adecuada gestión de nuestra biodiversidad. En ese sentido, impulsamos la Iniciativa Latinoamericana del Cacao (ILAC), pues consideramos que genera una importante contribución económica, social y cultural en la región”, subrayó. A su turno, Angel Manero, director general de Negocios Agrarios del MINAGRI, destacó que el cacao se ha convertido en un elemento integrador y catalizador de oportunidades de intercambio de conocimientos, tradiciones, culturas, identidades y experiencias de las poblaciones productoras en América Latina. En el caso del Perú, Manero señaló que el cultivo de cacao se realiza principalmente en zonas de bolsones de pobreza e indicó que la meta gubernamental es llegar a una producción de USD 600 millones al año 2021, cuando se conmemora el Bicentenario de la República. Durante este primer foro regional participaron personalidades que representaron a los principales actores de la academia, de organizaciones sociales, de industrias y empresas comerciales con el objetivo de compartir visiones y criterios sobre la agenda regional y global de la cadena de valor del cacao. El Foro además priorizó el plan de acción 2016-2017 de la Iniciativa Latinoamericana del Cacao, entre los actores del sector público con socios estratégicos de esta iniciativa, se informó a INFOREGIÓN. Los tres días de actividad también fueron el espacio para obtener conclusiones que permitan establecer políticas públicas, a fin de que el cacao sea concebido como un capital con enorme potencial al que se debe y puede dar una propuesta de valor para un efectivo desarrollo sostenible de los pueblos de la región.

  • Fuente: http://www.inforegion.pe/232703/analizan-desafios-para-aumentar-la-competitividad-del-cacao-en-la-region/
  • Enlace: click aquí