El proyecto Café Correcto, implementó un programa de profesionalización técnica dirigida a jóvenes vinculados a la cadena de valor del café y a modelos asociativos rurales. El programa estuvo orientado a fortalecer las capacidades técnico productivas y de emprendimiento de los jóvenes cafetaleros, para lo cual se diseñaron mallas curriculares ad hoc a la demanda y a la vocación productiva de los territorios intervenidos como son Junín, Cajamarca y Puno.

La implementación de este programa involucró la participación de los IST locales quienes a través de convenios ejecutaron y certificaron las competencias desarrolladas, otorgando un valor oficial, muy útil e importante para los jóvenes cafetaleros.

En base a los resultados logrados (más de 360 jóvenes certificados) y en el marco de los objetivos de incidencia del proyecto, se plantea la necesidad de diseñar y ejecutar un proceso de escalamiento y sostenibilidad del programa de profesionalización técnica que beneficie a los caficultores del país. Esto se está haciendo es a través de la institucionalización de la misma en la oferta educativa formativa de los IST aliados.

Ajustando la oferta educativa Local con la vocación y demanda productiva de los territorios

Para ello hemos identificado como mecanismo la actualización de los planes de estudio de la Carrera de Producción Agropecuaria y su aprobación en la instancia correspondiente para su posterior implementación por parte de los IETPs aliados del proyecto.

Ya hemos arrancado con los talleres de Rediseño y adecuación de mallas curriculares con los IETP San Agustín en Jaén (Cajamarca) e IETP Pichanaki en Chanchamayo (Junín) y esperamos tener resultados en octubre.

Fuente: Soluciones Prácticas