En los últimos 30 años el sector cafetalero ha sido uno de los principales soportes de la economía nacional. Las estadísticas del sector productor de café, para el año 2002 registran 108,572 productores, 117,725 fincas y 316,784 hectáreas sembradas de café. Como se puede observar, el café ha sido uno de los cultivos de mayor extensión e importancia económica para Honduras. La práctica tradicional de cultivar café en nuestro país ha sido mediante la utilización de diferentes árboles como sombra permanente, siendo los más comunes ciertas especies de la familia de las leguminosas, que poseen un rápido crecimiento, y que cumplen una función de servicio al proteger el cultivo de los rayos directos del sol; algunas de ellas proporcionan leña de buena calidad, pero ninguna produce madera de valor comercial.