Actualmente se vende un promedio de 3,3 kilos anuales por persona y se ha aumentado tanto el consumo de café tostado como de molido. En Japón hay también un buen mercado para el café orgánico y certificado. Según la OIC, Japón posee potencial de crecimiento. Por tanto, la idea de este plan de negocios es distribuir y promocionar nuestro exquisito café peruano a un país tan lejano como es Japón. La idea no es competir con las empresas extranjeras que importan nuestro café a los diferentes países, ya que ellos importan el café en granos, que luego son procesados dentro de cada país.